OBJETIVO 2009

SUB 9H30'

domingo, 4 de mayo de 2008

El poder de la cuarta pulsera....

En frankfurt 07, en la parte final de mi ultima "pulsera"

Hoy voy a hablar de un poder especial, de una sensación muy difícil de plasmar y que seguramente cada uno vivencia de una manera muy diferente aunque todos con gran intensidad.


Es el poder de la cuarta pulsera.


Normalmente, en cualquier ironman del circuito Europeo, el sector de carrera a pie, consta de 4 vueltas de 10,5km.


Como ya bien sabéis, es la parte mas dura de la competición, ya que el agua pasa "rápido", la bici se suele regular bastante, por lo que no se sufre demasiado, pero en la carrera a pie...sobre todo los últimos 20km se sufre...diríamos que mucho.


Yo creo que en todo ironman, a partir del km 20 tu cuerpo dice basta, y es entonces cuando la cabeza trabaja de verdad y es entonces cuando se demuestra quien realmente tiene ese poder mental de seguir corriendo y vences esos millones de estímulos que te dicen que pares, haciendo caso a ese único sentimiento que te hace seguir corriendo al ritmo que sea...


Normalmente, en cada vuelta te dan una pulsera, y las vas acumulando. Hay gente que se las pone en la muñeca, gente que se las pone en el bíceps, en el hombro, incluso en la cabeza¡¡¡.(J.A.).


Y así, vas viendo como hay gente con 1, 2, 3, 4 pulseras que vas doblando, que te doblan, cada uno haciendo su particular ironman...


Esa 4 pulsera... esa ansiada ultima vuelta, es...realmente sensacional amigos...


Cuando esa voluntaria, te sonríe y te acerca esa preciosa pulsera, piensas...lo tengo¡¡¡¡


Esa cuarta vuelta te pasan por la cabeza tantas cosas... ves por ultima vez todos los rincones del circuito, los últimos aplausos, las últimas imagenes que conservaras en tu retina, seguramente durante años, incluso para toda tu vida.


Piensas en toda la dedicación que has puesto en el proyecto ironman de ese año, todas las ilusiones, las dudas de última hora, ves que lo estas consiguiendo, que no te queda demasiada energía pero que ya lo tienes.


Yo particularmente, he vivido esa situación un par de veces, de manera muy distinta pero al fin y al cabo las dos fueron impresionantes, que aun todavía cierro mis ojos y os podría describir piedra a piedra, cara a cara, todo lo que vi y sentí en esos preciosos momentos.


Una vez era por terminar mi primer ironman y la otra estaba luchando contra la difícil barrera de bajar de las 10 horas.


Ves a tu esposa como lleva 10 horas y pico, animándote, ves que realmente es un apoyo enorme y que su presencia allí, es lo que hace que sigas adelante.


Entonces entramos en la parte mas bonita de esa cuarta pulsera...


El último km...


En ese último kilómetro, no sabes como pero tus pies dibujan zancadas mucho más amplias, tu cuerpo se empieza a llenar de una energía que no proviene de ningún lugar más allá que de tu corazón. Te llenas de vitalidad, aumentas el ritmo y ves que es tuyo, que ya estas, que eres ironman finisher y que solo por ello tienes todo mi respeto.


Lo que más me gusta de todos los vídeos IM, son las llegadas de la gente, todos han ganado, todos con las manos en alto, con sus esposas, con sus hijos, saltando, brincando, llorando...una sensación que solo por ella todo, absolutamente todo merece la pena.


Espero no haberos cansado demasiado con unas reflexiones más que profundas, reflexiones de mi vida, mi vida Ironman...


Cuento los días para poder repetir esas bonitas sensaciones en Lanzarote en compañía de mis buenos amigos, Miguel Morales, Toni Peris e Ivan Valencia y espero que ellos también las vivan de manera diferente pero igual de intensas que yo lo hago, vale la pena intentarlo.


Un abrazo


Ivan




11 comentarios:

PAPERMAN dijo...

Muy bonita tu crónica tio, cuantas veces nos habremos imaginado ya cruzando la meta en Puerto del Carmen!Te lo imaginas de mil formas diferentes,yo espero q corriendo aún..y como tu dices, sintiendote poderoso por acabarlo, salga el tiempo q salga.

Roy dijo...

joer, casi me emociono solo con leerlo, la verdad és que tiene que ser muy bonito acabarlo, pero sinceramente, me pasan en casi todas las carreras que finalizo por cortas que sean.
1saludo

Iker Martín Urbieta dijo...

Joder Ivan, que buena!! Me dan ganas de que llege ese momento de verdad, igual el año que viene en Frankfurt.
Un saludo.

Miquel Morales dijo...

Me ha gustado mucho este post. Yo remarco que cuando me pongo la última pulsera, voy pasando por cada lugar pensando: "es la última vez que voy por aquí... esto se acaba!! "

Talin dijo...

El poder desconocido de esa 4ta.(última) pulsera. No hay barra energética ni bebida isotónica que lo supere, del mismo modo que muy pocas cosas igualan las sensaciones de ese último Km.

Tuve la suerte que un artísta, el año pasado en LZ, congeló con su cámara el momento en que la 4ta. pulsera me inyectaba.

Un IronAbrazo

ivan dijo...

paperman, cuanta razon tienes, seria genial vernos por allí, y compartirlo.

Roy, ya lo verás, Frankfurt es precioso, lo vale.

Iker, lo mismo que a Roy, id a Frankfurt, merece la pena al 100%.

Miguel, yo tambien pienso en eso, trato de que quede en mi retina y asi poder recordarlo siemre que quiero.

Talin, conozco bien esa gfoto e la que hablas, tambien ha sido fuente de inspiración de este post, cuanta razon tienes sobre la energía que te proporciona dicha pulsera.

un abrazo a todos

rayo

david tripiana dijo...

MUY BUENO el post Ivan...una preciosa manera de describir algo tan grande, no solo para la gente IRONMAN, sino para cualquiera que sufra en su deporte, se asimile o no al nuestro...
Un abrazo!!

davidiego dijo...

Muy buena crónica de esa vuelta que parece justificar todas las que hemos dado los meses anteriores, con frío, calor, lluvia o viento, solos o acompañados.

Suerte en la próxima!

lorenzo dijo...

Espero algún día no muy lejano ponerme esa cuarta pulsera!!!!
Vamos que nos vamos!!!!

ivan dijo...

david, cierto, puedes extrapolarlo a cualquier distancia, disciplina siempre que lo vivas con pasion.

david diego, esa ultima vuelta lo vale todo, todas las horas, dudas, sufrimentos, todo vale la pena.

Lorenzo, no dudes, te la pondrás...

ivan

Antonio Fraga dijo...

Si el post me ha emocionado, no quiero ni pensar qué sentiré cuando me ponga esa 4ª pulsera dentro de unos días...va a ser acojonante.


DIOSSSSSS!!!!!!PERO QUE GANAS TENGO de estar ya en Lanzarote COÑÑÑÑOOOOO!!!!! QUE LLEGUE EL 24 DE UNA VEZ!!!!.



Un abrazo.